viernes, 7 de septiembre de 2018

Tigres llega con la presión de tres derrotas

Con tres caídas en fila, Tigres espera que el calor del Volcán y la aparente debilidad del Veracruz le asistan a recobrar su esencia fiero en la Liga MX. Para la jornada seis del Campeonato Apertura dos mil dieciocho el Estadio Universitario de Nuevo León va a abrir sus puertas para percibir el duelo entre Tigres y Veracruz, equipos que no han tenido los resultados deseados en el arranque de la competencia.



Tigres llega a este cotejo con la presión de tres derrotas sucesivas, una de ellas en casa, que lo han llevado fuera de los puestos de Liguilla al amontonar dos victorias y tres fracasos para un total de seis puntos que lo sostienen en la situación nueve del certamen. Los dirigidos por Ricardo Ferretti, excepto ante Cruz Azul, han marcado en todos y cada uno de ellos de sus partidos, no obstante, además de que les ha faltado contundencia como en los 2 penales fallados en su último partido, su protectora no ha contado con la firmeza precisa para eludir la caída de su marco. Ver México vs Uruguay EN VIVO



Enfrente van a tener a Veracruz, uno de los contrincantes más enclenques de la competencia, que se discute en la línea del descenso y que además de esto los inconvenientes extra cancha asimismo han perjudicado su buen funcionamiento, con lo que en nuestros días navega en el penúltimo sitio tanto de la tabla de situaciones como de la del descenso. Los Tiburones Rojos, si bien de visita les ha ido mejor, tienen faltas en sus líneas, su frente de ataque únicamente ha conseguido cuatro tantos en las cinco jornadas disputadas, al paso que su defensa ha tolerado nueve tantos, lo que ha derivado en únicamente una victoria, por un empate y 3 derrotas para un total de cuatro puntos.



Se espera un Tigres que salte frente a los suyos a no guardarse nada y buscar no únicamente la victoria, sino más bien la goleada; si bien probablemente Veracruz procurará ser más protector, complicarle las cosas al romper los avances y buscar el tanto mediante un contragolpe orquestado bajo la velocidad de sus delanteros.