viernes, 15 de junio de 2018

Las derrotas más dolorosas fueron contra Brasil

La selección de Arabia Saudí llegó a territorio ruso para abrir las hostilidades de la Copa Mundial de Rusia dos mil dieciocho este jueves catorce, contra el combinado anfitrión, en actividad del Grupo A. Tras caer el pasado viernes ante Alemania por dos-1, la representación asiática partió a suelo mundialista, donde fue recibida por el embajador árabe en Rusia, Raed Qurmla.



El enorme protagonista saudita es el delantero Mohammad Al-Sahlawi, que metió dieciseis tantos en la fase de clasificación, absolutamente nadie hizo más tantos que él en la lucha por el billete mundialista, y se transformó en el héroe de los hijos del desierto. Arabia Saudita tiene una ocasión histórica de pasar la primera ronda del Mundial, algo que solo consiguió en su primera participación en mil novecientos noventa y cuatro, puesto que le ha tocado uno de los Grupos más accesibles. Superar a 2 selecciones entre la anfitriona Rusia, Egipto y Uruguay no suena totalmente desatinado. Eso sí, la estrategia de las altas esferas saudíes no semeja demasiado clara. Ver Croacia vs Nigeria EN VIVO



Para el combinado anfitrión va a ser un enorme reto superar la fase de Grupos. De los 4 amistosos que disputó este año —con Brasil, Francia, Austria y Turquía—, la selección rusa no ganó ninguno. Las derrotas más dolorosas fueron contra Brasil (0-tres) y Francia (1-tres), si bien estas selecciones se encuentran entre las mejores del Mundo (segunda y séptima respectivamente, conforme la FIFA).



El conjunto ruso no ha conseguido solucionar el inconveniente de que los jugadores tengan peor desempeño en la selección nacional que en sus respectivos clubes. Entre las posibles causas de esta situación llaman la atención los permanentes cambios de plantilla: de los veintitres futbolistas que representarán a Rusia en el Mundial solo doce jugaron la Copa Confederaciones y 7 la Eurocopa dos mil dieciseis. Múltiples jugadores esenciales padecieron lesiones. La baja más sensible es la ausencia de los defensas esenciales, Viktor Vasin (CSKA) y Georgy Dzhikiya (Spartak), que ha perjudicado mucho la calidad del juego en la zaga.