martes, 29 de mayo de 2018

El equipo Albiceleste va a ir con todo

En su último partido en el país ya antes de emprender viaje con rumbo a Rusia para jugar el Mundial, Argentina va a jugar ante Haití un amistoso en la Bombonera. El equipo Albiceleste va a ir con todos y cada uno de los citados para la Copa del Planeta, en el encuentro frente a la selección que no va a estar presente en Rusia por no haberse clasificado. Las cuotas dan como claro preferido a imponerse al local, que jugó solo un par de veces en su historia dado este contrincante y ganó en las dos ocasiones.

Después de la clamorosa caída ante España, Argentina va a tener su primera presentación oficial. El combinado nacional al cargo de Jorge Sampaoli se va a despedir de su gente, en el último encuentro ya antes del Mundial en el país. El DT va a contar con todos y cada uno de los jugadores que convocó para el Mundial, incluido Lionel Messi y el resto figuras brillantes de la Albiceleste. En las últimas semanas, todos y cada uno de los jugadores que competirán en Rusia para Argentina llegaron al país de sus respectivos clubes.

La última baja substancial fue la de Sergio Romero, arquero titular de los argentinos, quien padeció una lesión y no va a estar en el Mundial. Franco Armani fue escogido por el entrenador en su remplazo y de esta forma Argentina tiene por último su lista de veintitres convocados. En el calor de la Bombonera, Messi y compañía se despiden de su público a escasos días de arrancar el sueño mundialista que ilusiona a un país con lograr el tercer título en su historia.

Mientras que Argentina remata detalles para lo que va a ser su participación en Rusia, Haití busca armarse. El elegido que compite en la CONCACAF no logró clasificarse al Mundial y va a ver la actividad en Rusia por la TV. Una selección con poca historia internacionalmente fue escogida como el contrincante de Argentina, para dotar al local de confianza y optimismo ya antes de su desembarcó en el Mundial. Las diferencias entre argentinos y haitianos son sustanciales: unos llegan como preferidos para la Copa del Planeta y un plantel cargado de estrellas y los otros ni tan siquiera competirán en la cita mundialista.